SpartanKids Team ¿De qué se trata?

“SpartanKids Team” es un nuevo acercamiento al entrenamiento integral para niños y adolescentes que se centra en el trabajo del movimiento natural del cuerpo, el manejo del peso corporal, el equilibrio de los hemisferios cerebrales y el trabajo de respiración consciente. El movimiento natural son todos aquellos movimientos que hace un bebé cuando está aprendiendo a caminar, y que a medida que vamos creciendo vamos dejando de practicar poco a poco, estos movimientos son vitales para el desarrollo óptimo del crecimiento y la salud del niño, flexibilidad, masa muscular y densidad ósea son aspectos que mejoran considerablemente cuando estos movimiento se practican a diario. Durante los entrenamientos realizaremos movimientos que harán fortalecer y mejorar la condición física a través de juegos y prácticas de: yoga, calistenia, gimnasia, parkour, ultimate, tag y desarrollo general en varios deportes.

El cuerpo es un organismo que posee una tecnología biológica más allá de nuestro entendimiento consciente, es decir, podemos entenderlo y comunicarnos con él a través de las sensaciones. El cuerpo tiene un lenguaje que a veces hace mucho ruido, ese lenguaje es el dolor. El dolor crónico representa los gritos del cuerpo para que atendamos esa necesidad. Muchas veces tenemos la urgencia al sentir ese dolor, de inmediatamente sobar o presionar el punto de origen de este para conseguir un poco de alivio, esta es la comunicación más básica que tenemos con nuestro cuerpo. Todos hemos experienciado esto, de alguna u otra forma hemos podido vivenciar esta comunicación, pero cuando entrenas y estas en movimiento y en constante contacto con tu cuerpo y fortaleces los caminos sinápticos neuronales que permiten una más rápida respuesta neuronal, puedes llegar a tener una experiencia mucho más profunda no solo con tus músculos y articulaciones sino también con tus órganos. Puedes llegar a alcanzar la maestría de la mente y cuerpo a través de tu propio movimiento. Según antiguas tradiciones del Yoga la iluminación se alcanza junto con el refinamiento de la vasija física y este trabajo debe empezar lo más temprano posible en la vida humana.

Disfruto mucho entrenar a mis hijos, desde muy pequeños he invertido buena cantidad de tiempo en enseñarles cómo saltar, correr, trepar y caer. Es prioridad número uno para la crianza de mis niños que desarrollen alguna forma de conciencia física y del cuidado de nuestro templo desde una temprana edad, siempre el juego es primordial en este proceso, una de nuestras maneras de relacionarnos como familia es a través de los juegos y el ejercicio, de ahí se conoce más profundamente el carácter de nuestros hijos y se fortalecen los lazos de unión entre los padres y hermanos, estos lazos se fortalecen a través de la práctica e interaccion física, energética y emocional de los juegos y actividades individuales, en pareja y por equipos. Personalmente también disfruto mucho del trabajo físico y desde muy pequeño con la ayuda de mi madre (gracias madre!) siempre he estado en todo tipo de actividades físicas importantes como: Fútbol, básquet, artes marciales y natación, siempre se sembró en mí la importancia y lo prioritario que del trabajo físico para alargar la vida. Siempre ha estado en mi mente la intención de compartir ese mismo fervor con mis hijos con lo cual hemos podido lograr el desarrollo del el hábito del ejercicio de manera amena y divertida.

Definitivamente esta situación de pandemia que estamos viviendo ha generado muchísimos cambios en las vidas de las personas a lo largo de globo. Particularmente el estar con mi familia es muy placentero y pasar tiempo con ellos es un regalo maravilloso, es como siempre estar de vacaciones, verlos crecer tan de cerca no me aburre sino me apasiona de gran manera. Antes de todo el asunto Covid-19 los niños tenían siempre sus actividades fuera del colegio, gimnasia, basquet, voleybol, todo lo que consideraba para su mejor crecimiento y para complementarlo con nuestras idas al parque metropolitano donde podía estar con ellos y adelantarles al mundo de la calistenia. Luego de la cuarentena me dispuse a entrenarlos en las mismas áreas de sus actividades lo mejor posible, y empecé a estudiar a fondo el primal movement como alternativa y me pareció muy importante como entrenamiento básico para los niños. En las semanas no radicales empezamos a ir a otros parques ya que nuestro sitio de siempre el parque Metropolitano aún hoy se mantiene cerrado. Nuestro entrenamiento empezó a variar y tuve que ingeniarmelas e investigar nuevos juegos y nuevos drills para mantenerlos activos e interesados y me dí cuenta de lo valioso que puede ser el crosstraining o la combinación de múltiples disciplinas para adaptarlas a un trabajo físico integral. mi acercamiento fue más al movimiento natural, yoga, calistenia, street workout, parkour y el tag: es el juego de la “eres” con todas sus variantes que puede ser muy divertido y sumamente taxante de energía. Durante varias sesiones en el nuevo parque: Quinimarí varias personas me abordaron preguntándome información para que entrenara a sus hijos, me di cuenta que era un muy buena idea, un buen emprendimiento en el que podemos estar en familia enseñándoles a otros nuestros divertidos entrenamientos. Lo mejor de todo es que tendré la compañía de unos excelentes instructores! Mis tres hijos de 11, 8 y 7 años. De esta manera tomé la decisión de compartir con el mundo mis experiencias junto a mis hijos y darles a otros las enseñanzas adquiridas de mi humilde experiencia.

Seguiré escribiendo mis experiencias a lo largo del camino espero que me acompañen en este viaje tan maravilloso!

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *